INCENTIVO FISCAL CINEMATOGRÁFICO EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

INCENTIVO FISCAL CINEMATOGRÁFICO EN LA REPÚBLICA DOMINICANA | TAX INCENTIVES FOR FILMS IN THE DOMINICAN REPUBLIC

INCENTIVO FISCAL CINEMATOGRÁFICO

La República Dominicana, decidida a fomentar el desarrollo de la actividad cinematográfica nacional, posee la ley 108-10, consistente en incentivos fiscales a favor de proyectos de esta naturaleza.

Este sacrificio fiscal tiene la finalidad de potenciar la proyección de la imagen de la República Dominicana como país turístico y como punto estratégico en grandes proyectos cinematográficos, creando así, nuevas fuentes de empleos y ser el principal apoyo al talento artístico dominicano. Todo esto, fundamentado en la disposición constitucional que responsabiliza al estado dominicano de establecer políticas que promuevan y estimulen las manifestaciones artísticas tanto a nivel nacional como internacional.

Los mencionados incentivos consisten, para los proyectos extranjeros, en un Crédito Fiscal Transferible (CFT), equivalente al 25% de todos los gastos que incurran en la República Dominicana que estén directamente relacionados con las etapas de pre-producción, producción y post-producción de las películas. El crédito podrá ser transferido a favor de uno o varios contribuyentes dominicanos. En adición podrán contar con la disponibilidad de facilidades para soluciones de monetización por adelantado. El crédito fiscal no podrá transferirse por menos del 60% de su valor. Además del CFT, los bienes y servicios que estén directamente relacionados con las etapas de pre-producción, producción y post-producción están exentos del pago del Impuesto sobre la Transferencia de Bienes y Servicios Industrializados (ITBIS) que es un impuesto indirecto tipo valor agregado (IVA).

Las producciones extranjeras deberán contar con una participación mínima de dominicanos del 25%, además de poseer el Permiso Único de Rodaje, obligatorio para la filmación en lugares públicos, y la tramitación para la importación temporal de equipos necesarios para el rodaje, expedidos por La Dirección General de Cine (DGCINE).

Para los proyectos cinematográficos dominicanos, este incentivo representa una reducción del riesgo de inversión para sus productores, puesto que el fisco permite al sector empresarial la retención del 25% de los impuestos a pagar, para que sean invertidos en este tipo de producciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *